¿Es usted un profesional de la salud (PS)? Visite la página de inicio dedicada a los PS

Artículos

Mostrar y contar: Por qué debe contarle a su dermatólogo cómo se siente

La Dra. Katie Beleznay es instructora clínica en el Departamento de Dermatología de la Universidad de British Columbia. Ella tiene un interés especial y enfoca su investigación en las áreas de acné y rosácea, psoriasis y fotoprotección. Puede seguir a la Dra. Beleznay en Twitter aquí o en LinkedIn aquí.  

Si sufre de una afección de la piel crónica, entonces no solo tiene que lidiar con los síntomas físicos. También tiene que lidiar con el estrés mental y emocional que conlleva. Juntos, el impacto físico, mental y emocional de una afección como la psoriasis o la urticaria crónica espontánea (UCE) pueden tener un impacto importante en la calidad de vida de un paciente. Mi objetivo como dermatóloga no es solo tratar los síntomas de la piel, sino también mejorar la calidad de vida en general de mis pacientes.

Escuche, doctor...

De lo que tal vez no se dé cuenta es que la calidad de vida es uno de los criterios principales que usan los dermatólogos para evaluar muchas afecciones crónicas de la piel. Al elegir el tipo de tratamiento a aplicar, mirar solo el área de piel afectada no es adecuado para determinar la gravedad. La alteración en la calidad de vida tiene que ser incorporada en la evaluación, especialmente al considerar opciones de tratamientos más agresivos. Por eso es importante hablar con su médico sobre lo que está pasando con su afección. De esta manera, podemos hacer un seguimiento de las medidas clave de la calidad de vida y compartir esta información.

Sí, medir la calidad de vida EXISTE.

El Índice de Calidad de Vida en Dermatología (Dermatology Life Quality Index, DLQI) fue el primer instrumento específico para dermatología desarrollado para medir la calidad de vida. Es una encuesta simple de 10 preguntas que pide al paciente comunicar cuánto ha afectado su vida su afección de la piel en la última semana, como interfiriendo con actividades sociales, impactando el trabajo (o el estudio) e influenciando lo que se ponen. Para cada pregunta, el paciente califica el impacto entre “mucho” y “nada”. Su dermatólogo puede solicitarle que complete un cuestionario como este como parte de su evaluación inicial o como seguimiento después de iniciar un nuevo tratamiento. Incluso si no le piden completar un cuestionario formal, compartir información relevante sobre la calidad de vida con su médico puede ayudarlo a evaluar su afección y la manera en que usted se ve impactado por ella, para poder suministrar el mejor tratamiento posible.

Querido diario...

Les sugiero a mis pacientes que lleven un diario. Dependiendo de la afección, la información puede registrarse diaria o semanalmente. Sugiero documentar cuando la afección está más activa, qué posibles desencadenantes podrían haber llevado al brote, los tratamientos usados y si fueron eficaces, y cómo se vieron afectadas sus actividades y emociones. Antes de su cita, usted puede revisar su diario y resumir los puntos clave para compartir con su médico. Para aprovechar al máximo el tiempo de su cita, mantenga su diario organizado de manera que pueda consultar información fácilmente si su médico lo solicita.

El objetivo al tratar cualquier afección de la piel es minimizar los síntomas y asegurar que viva una vida lo más normal posible. Al compartir abiertamente cómo le afecta su afección, su médico puede comprender mejor los pasos necesarios para ayudarle.

Apoyo para la piel

Comuníquese con nosotros en las redes sociales

Lea más

Herramientas

Comparta sus ideas

Sugiera un servicio