¿Es usted un profesional de la salud (PS)? Visite la página de inicio dedicada a los PS

Artículos

Vestirse para impresionar, vestirse para el éxito, vestirse para... la psoriasis

Merritt Ward es una de las escritoras de nuestra comunidad y actualmente vive con psoriasis. Vive en Boston, Massachusetts, donde trabaja como especialista en relaciones públicas, y espera que sus historias personales ayuden a alentar y empoderar a otras personas en la comunidad con psoriasis. 

Estaba completamente encantada cuando recibí una invitación para la boda de mi amiga. Pero después pensé: “Ponerme un vestido en el clima frío de diciembre... ¿cuán grave estará mi psoriasis?”

Lamentablemente, el invierno implica que mis brotes de psoriasis pueden ser difíciles y a menudo antiestéticos. ¿La buena noticia? Estoy prácticamente cubierta desde la punta de mi nariz hasta la punta de mis dedos durante los meses irritantes con pantalones, suéteres y bufandas. Excepto para esas ocasiones especiales cuando tengo vestimenta formal... exactamente igual que esa boda que me está preocupando.

Mi búsqueda del vestido perfecto para una boda en diciembre me condujo al probador con todos los tipos de largos de vestidos que pueda imaginar: arriba de la rodilla, largo completo y todos los largos entre medio.

Ya que estamos compartiendo, mi psoriasis está (actualmente) en mi pecho, torso y ambas piernas; y le encanta intensificarse en mis espinillas. Durante una cita reciente al dermatólogo, mi médico dijo después de examinarme: “Afortunadamente para ti, estás en la mayoría y tu psoriasis solo cubre aproximadamente un 5 %1 de tu cuerpo, o el tamaño de una mano”. Y dije para mí: “¡Pero a veces parece como el 95 %!”

En el probador, los vestidos a la mitad de la pierna caían en ángulos raros y, de algún modo, me hacían ver más corta de lo que soy (¡¿no se supone que te alargan?!). Me sentí frustrada. Pero luego me probé un vestido por debajo de la rodilla, color morado oscuro con detalles de peonías en plateado y rosado. Lucía PERFECTO. Me quedaba bien en todos los lugares adecuados para mi tipo de cuerpo, y tenía bolsillos. Estaba enamorada. En un momento de ilusión, me compré el vestido.  

Aprovechar el día

El día de la boda estuvo atípicamente cálido para Búfalo. Mis amigas y yo tomamos/compartimos/capturamos pantallas de fotografías para acá y para allá comparando nuestros conjuntos para la velada. Había planificado usar medias opacas ya que mi piel no estaba cooperando, pero mi mejor amiga y consultora de moda me dijo: “Las medias no son lo suficientemente formales, y está tan lindo de todas maneras”. Ella tenía razón.

Mi ansiedad aumentó cuando pensé sobre los dos fotógrafos y el videógrafo profesionales que iban a estar documentando la noche completa. No quería que mi psoriasis me desalentara de saltar en las fotografías grupales, posar con la hermosa novia o disfrutar de esta ocasión tan especial. En un acto de desesperación, envié a mi novio a la farmacia de enfrente mientras yo terminaba de cambiarme. Le pedí que me consiguiera maquillaje para las piernas en un tono “claro”. Sabía que algunas de mis amigas ya habían probado productos similares pero por otras razones cosméticas; para agregar un bronceado perfecto o cubrir moretones y protuberancias relacionadas con los deportes. Supuse que valía la pena probar. Rocié el producto dorado y pulverizado sobre mis piernas y esperé los 60 segundos recomendados.

Asombrosamente, estaba funcionando. Si bien las áreas rojas y escamadas no habían desaparecido, el rocío ayudó a camuflarlas un poco; como si fuera agosto y no diciembre. Típicamente, no me cubro mi psoriasis, pero tenía que tomar una decisión rápida. Con el tiempo que se acababa, me puse mis zapatos negros y me resalté los labios con un lápiz labial de color rojo intenso y vibrante que saco para ocasiones especiales. Caminé al salón de la ceremonia, y una buena amiga me paró, exclamando: “¡Te ves hermosa! Me ENCANTA el vestido”.  

Referencias

  1. American Academy of Dermatology. 2015. https://www.aad.org/media/stats/conditions/psoriasis
Apoyo para la piel

Comuníquese con nosotros en las redes sociales

Lea más

Artículos

La psoriasis y el éxito

Lea más